No hay costo asociado para las instituciones del Estado.